TRES PASOS PARA EL ÉXITO.

El establecimiento de un programa de entrenamiento personalizado constará de los protocolos siguientes:

1.- Evaulación inicial

Para establecer un objetivo, en primer lugar debemos saber en que situación se encuentra el cliente y a partir de ahí, elaborar objetivos y contenidos reales, debemos respondernos a la pregunta ¿Donde estamos?.  Esta evaulación inicial comprende:

  • Entrevista personal
  • Cuestionarios de salud
  • Antropometría y composición corporal
  • Test de evaulación de nivel de fitness

2.- Planificación y ejecución

Planificación mesociclo

 Ahora debemos responder a la pregunta de: ¿donde queremos o podemos llegar?.  Una vez que sabemos el punto de partida, debemos trazar un camino a seguir para lograr el objetivo planteado, este camino a seguir es la planificación de la temporada.  Diseñaremos la planificación en función de los deseos del cliente, necesidades y disponibilidad y elaboraremos:

  • Planificación del entrenamiento
  • Diseño del programa

 

3.- Ajuste, control y evaulación

Evaulación y control trimestral

 Por último debemos responder a la pregunta ¿Vamos por buen camino?, haremos trimestralmente evaluaciones y controles de los resultados del entrenamiento para valorar los progresos y seguir con el plan establecido o si es necesario ajustar los diferentes componentes del entrenamiento para la consecución de los objetivos de estética, fuerza y salud:

  • Seguimiento estadístico de las variables individuales; % de grasa, carga levantada, frecuencia cardíaca, etc..
  • Control estricto de las sesiones de entrenamiento; volumen, intensidad, frecuencia, etc..

 

                           + información.....